La solución tecnológica está basada en recurso de código libre de GlobaLeaks, la herramienta fue impulsada por el Ayuntamiento de Barcelona y Xnet.
El servicio es prestado por el Consorci AOC en colaboración con la Red de Gobiernos Transparentes.